A
Esteros del Iberá

Bien temprano por la mañana, con el tereré listo, se inicia la travesía que tanto esperabas: Los Esteros del Iberá te recibirán soleados con sus aguas cristalinas.

Hay familias enteras de carpinchos amigables y yacarés durmientes para descubrir. Al mediodía, las parrillas del camping se predisponen a ser usadas y un chamamecito para la alegría sonando de fondo, invita a seguir recorriendo estos inusuales paisajes.

Los que se animen al paseo en canoa, atravesarán los Esteros observando su fauna y flora desde adentro.

Llegada la noche, luego de un largo día de intercambio y reencuentro con la naturaleza, emprenderás el regreso a la ciudad y en el Hostel te estaremos esperando: "moscato, pizza y fainá"...